Día 2: 26 de marzo de 2010, Lettrétage

by

Julieta Mortati. Foto: Timo Berger

El debate de la segunda jornada fue intenso y el día un poco gris, espeso. El diálogo lo abrió Laura Alcoba con estas palabras: “Seguir escribiendo poesía, seguir creyendo en la poesía es una forma de resistencia”. Sergio Raimondi, inmutable desde su silla, bajándole el tono a la materia en cuestión dijo que “no hay que pensar en el mercado como un ser monstruoso que nos va a quitar no sé qué, porque sino pareciera que cultivar la poesía fuera propio de una secta anticapitalista y se trata más una cosa ideal que concreta”. El poeta alemán Daniel Falb especuló su respuesta con un programa: “A lo mejor tenemos que intentar fomentar la cultura en general.” Y Nora Bossong dejó en el aire una sensación amarga: “Una editorial no entra en banca rota por vender menos obra poética. Como la poesía no supone un riesgo financiero el poeta tiene más libertad. Creo que como autor es difícil no tener en cuenta las obligaciones. Es normal que uno piense en las obras que va a vender.”

Después, la pausa y más tarde la política.

A la noche, en la conferencia pública Tilman Rammstedt asumió haberse puesto nervioso frente a Pablo Ramos, que según él, se apropiaba demasiado rápido de los silencios. Luego, el alemán leyó un fragmento de su última novela “Un cuento chino” con el que el público rió y él, con obra que son palabras, pudo finalmente demostrar qué es escribir. También leyó Juliane Liebert, que gracias a este encuentro, dijo, se enteró de que existe algo así como la literatura argentina. Pablo Ramos, por su parte, leyó un fragmento de su exitosa novela debut “El origen de la tristeza” y dijo haber encontrado en estos dos días “voces, deseos y anhelos parecidos, personas paradas en un mundo de manera solitaria, casi irracional”. Lola Arias y Félix Bruzzone interpretaron una parte de la obra de Lola, “Striptease”. Muy creíble. Para Lola no sólo fue importante conocer a los autores alemanes, sino también a los argentinos: “Fue interesante discutir con autores de mi tiempo cuestiones que estaban dando vueltas en mi cabeza. Creo que uno está muy aislado en su propio universo y está bueno el lugar de confrontación. Hubo muchos malentendidos pero fueron felices.”

Así quedó por finalizado este intenso encuentro de debates, lecturas y paseos.

Julieta Mortati

Advertisements

Schlagwörter: , , , , , , , , ,


%d Bloggern gefällt das: